domingo, 15 de marzo de 2009

Entomológicas III

El viernes 13 hicimos la inauguración tentativa del lugar donde nos alojamos. Fue en petit comité, aunque a puertas abiertas.
Los invitados no trajeron flores, ni vino, ni chocolates. Los más sensibles nos regalaron con frasquitos de K-Othrina. Josefina, por ejemplo, nos entregó un voucher por dos fumigaciones de alta gama.
El señor fumigador es de confianza: hace meditación y controla plagas en sanatorios reputados, además de tener una conversación exquisita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada